Ultimamente hemos estado ensayando distintas maneras de comunicarnos con nuestros posibles clientes. Podría dársenos el caso de que viniese a nuestro establecimiento un cliente extranjero, por lo que tener nuestra carta traducida a inglés y francés no nos vendría nada mal. Sin embargo, en nuestro país hay personas que aún hablando nuestro idioma, utilizan distintos medios para comunicarse.
En la práctica de hoy vamos a hacer un poco más accesible nuestra carta a esos clientes. Imaginaos que tenemos que explicar de qué está compuesto un plato (sus ingredientes) a una persona sorda.
Tarea 1: Traduciendo nuestra receta a lengua de signos:
  1. Elige una de las receta que hemos trabajado hasta ahora.
  2. Busca la manera de expresar los ingredientes en la siguiente dirección: Diccionario de signos
  3. Ensaya los signos con tu compañero o compañera.
  4. Graba los signos con la cámara del taller.



El sistema braille es una forma de comunicación escrita que utilizan las personas ciegas. Consiste en marcar en relieve en el papel un código a base de puntos distribuidos de determinada manera de forma que cada grupo de seis puntos representa una letra. De esta manera y mediante el tacto, pueden leer perfectamente lo que está escrito y no necesitarán que otra persona les lea. El código que se utiliza es el siguiente:
alfabeto_braille.jpg


Tarea 2: Traduciendo nuestra receta al sistema Braille:
  1. Elige una receta que no sea demasiado larga.
  2. Descarga el siguiente documento en el que copiaras la receta y marcarás (con el lápiz) cuál sería la traducción de tu receta al sitema braille siguiendo las siguientes recomendaciones:
    1. Escribe una letra o número encima de cada símbolo generador (casilla).
    2. Deja una casilla en blanco para los espacios.
    3. No olvides las mayúsculas.
    4. Recuerda que si escribes un número debes dejar un símbolo delante para indicarlo.